Recomendaciones Generales en Vehículos de Carga

Aire Acondicionado

Una temperatura de 24°C es suficiente para generar un ambiente agradable y además no gastar combustible de manera innecesaria.

La Primera

La primera solo para empezar a mover el vehículo, a los 2 segundos o 6 metros ya es tiempo de pasar la segunda.

RPM

Pasando las marchas en las revoluciones adecuadas. Con gasolina, el rango económico está entre 1.500 y 2.000 RPM y con diesel, entre 1.000 y 1.500. Sobre estas revoluciones es tiempo de pasar a la marcha siguiente.

Distancia

Que no te obligue a frenar y acelerar a cada rato, lo que aumentaría el gasto de combustible.

Portaequipaje

Sólo usa las cajas portaequipajes cuando efectivamente la estés ocupando. Éstas incrementan el consumo de combustible entre un 2 y un 35%.

Rutas

Evita las horas de mayor tráfico. La congestión obliga a frenar y acelerar repetidas veces, aumentando el consumo.

Frenado

Evita el uso del pedal de freno hasta que estés por detenerte, o sea, realmente necesario. Prefiere el frenado con la caja sin acelerar.

Velocidad

Aunque no sea la máxima, te permitirá circular sin frenar a cada rato.

Enganchar

En las bajadas es recomendable “enganchar” tu vehículo en una marcha apropiada. Así incrementas la capacidad de frenado y cortas la inyección de combustible, lo que traduce en un mayor rendimiento de tu vehículo.

Mantenimiento

¡Sigue el programa provisto por el fabricante! Un vehículo en buenas condiciones consume menos combustible.

Apaga el motor

Si vas a esperar a alguien que fue a comprar, si estás detenido en un “taco” que tiene para rato o estás en un banderero, es mejor que detengas el motor del auto. De esta forma el consumo de bencina será menor que si esperas con el motor encendido.

Aceleraciones

No conduzcas agresivamente, evita aceleraciones y frenadas bruscas, no ganarás mucho tiempo, pero sí incrementarás el consumo de combustible de tu vehículo, ¡saca el pie del acelerador!

Tiempos de Viaje

Si vas contra el tiempo, el estrés te hará conducir agresivamente, aunque no necesariamente ganes mucho tiempo.

atento

Así podrás anticiparte a los cambios en el tránsito y dejar de acelerar prontamente si es conveniente.

encendido

No pises el acelerador del auto al encender el motor. Esto solo desajusta la electrónica del vehículo o incrementa el consumo de combustible.

alineación

Si las ruedas están desalineadas, se produce un desgaste mayor de los neumáticos y aumenta el consumo de combustible.

Viaje corto

El rendimiento de tu vehículo es peor cuando el motor esta frío. Prefiere la caminata o la bicicleta para viajes cortos.

neumáticos

Nuestra recomendación es que lo hagas cada 2 semanas o antes de un viaje largo.

ventanas

Sobre 60 km/hr aproximadamente, es mejor cerrar las ventanas para que no se produzca el efecto “paracaídas” al ingresar aire en la cabina.

Retrovisores

Así podrás responder adecuadamente a las condiciones de tránsito y no frenar ni acelerar innecesariamente.

Planifica tu viaje

Usa un mapa o GPS, de esta manera podrás descubrir rutas más cortas en tu destino

niveles y filtros

De esta manera mantienes el motor en condiciones óptimas y no gastas combustible innecesariamente.

aire acondiconado

Una temperatura de 24°C es suficiente para generar un ambiente agradable y además no gastar combustible de manera innecesaria.

los cambios

La primera solo para empezar a mover el vehículo, a los 2 segundos o 6 metros ya es tiempo de pasar la segunda.

RPM

Pasando las marchas en las revoluciones adecuadas. Con gasolina, el rango económico está entre 1.500 y 2.000 RPM y con diesel, entre 1.000 y 1.500. Sobre estas revoluciones es tiempo de pasar a la marcha siguiente.

Ruta