Preguntas Frecuentes

Nuestro equipo de expertos, están para responder tus dudas sobre conducción eficiente.

El torque es la capacidad de hacer o iniciar el giro de un eje. En los vehículos, el torque se aplica para ejercer el giro del cigüeñal.
Normalmente hay un sticker o impresión en el marco de la puerta del piloto o del copiloto entregando la presión de deben tener tanto los neumáticos delanteros, traseros y el de repuesto. Si tampoco aparece en los marcos de las puertas, se recomienda buscar asesoría con un representante de la marca de neumáticos que se está utilizando.
Son las revoluciones por minuto y representa a qué velocidad está girando el volante del motor.
Si el conductor siente que el auto está exigido (emite un ruido distinto, vibra, se siente más pesado), esto indica que es el momento de pasar al siguiente cambio. Como norma estándar, se recomienda pasar de primera a segunda a 20 km/h; de segunda a tercera a 35 km/h; de tercera a cuarta a 50 km/h; y de cuarta a quinta a 65 km/h.
La conducción eficiente y la seguridad siempre deben ir de la mano, se recomienda no manejar en neutro por tramos largos especialmente en bajadas, porque en neutro se pierde control sobre el vehículo entregando toda la exigencia a los frenos. Adicionalmente se produce un mayor consumo de combustible al andar en neutro que hacerlo enganchado.
Antes de tomar una subida se debe acelerar y luego ir soltando el embrague mientras se va acelerando en la subida. Al realizar de buena manera esta maniobra, el vehículo no debiese llegar a más de 3.000 RPM.
Se recomienda incrementar la velocidad antes de una subida para exigirle menos al motor en la misma. Sin embargo, las RPM óptimas para esta maniobra dependerán del modelo de cada vehículo.
Si se conduce en una pendiente y se requiere aumentar la velocidad, la recomendación es aumentar un cambio. Si por el contrario, se requiere reducir la velocidad, se recomienda bajar uno o más cambios, cuidando que las RPM no suban demasiado. En los tacómetros está indicada una zona roja, a la cual nunca se debiese llegar. Si se sobrepasa ese límite se requerirá el apoyo del freno, manteniendo el cambio puesto.
Para detener el vehículo de manera eficiente se debe frenar mientras se van bajando las velocidades con la caja, es decir, bajando marcha. Al utilizar la caja para frenar se corta la inyección de combustible, lo que permite ahorrar cada vez que se frena de ese modo, después se recomienda ir frenando lentamente y en última instancia pisar el embrague.
La mejor forma de frenar es presionar el embrague y luego el freno mientras se va bajando las velocidades con la caja. Cuando se va a altas velocidades aplica lo mismo pero con menor intensidad.
Efectivamente, esperar en un semáforo o esquina con el embrague pisado a fondo y el cambio enganchado aplica una tensión constante sobre el cable que acciona el embrague pudiendo llegar a partirlo a la larga. Lo ideal es dejar el auto en neutro una vez que un conductor se detenga en un semáforo o esquina y luego cambiar a primera para salir.
Al ya estar detenido, no es necesario seguir presionando el embrague. De todas maneras, hacerlo o no, no influye en el consumo.
No, no es lo mismo. El consejo sugiere soltar el acelerador sin pisar el embrague durante el mayor tiempo posible. Al presionar el embrague, el motor seguirá consumiendo combustible. Cabe destacar que esto no es dañino para el motor, salvo que se superen las RPM recomendadas por el fabricante. Si el vehículo no tiene tacómetro, se debe cuidar de no reducir más de una marcha a la vez mientras se van “bajando cambios” uno a uno, esperando hasta que el motor reduzca su régimen, lo cual se percibirá por el sonido que esto genera.
Lo recomendable es permanecer en “D”.  Si constantemente se está cambiando las selecciones de la transmisión para poner en neutral y luego poner alguna marcha, se estará provocando un desgaste prematuro en la caja de válvulas de la transmisión y eso sí tiene consecuencias.
Cada motor de un vehículo está diseñado para cierto octanaje. Este podría subirse (pasar de 95 a 97) sin problemas, pero reducirlo podría hacer que el motor trabajara mal y terminara con daños. Es el fabricante quien debe recomendar qué gasolina usar.
Para obtener este tipo de información se recomienda visitar el sitio www.consumovehicular.cl.
El vehículo diésel, para tamaños similares de vehículos, es generalmente más eficiente que los otros dos por la naturaleza del ciclo. Es más costoso comprarlo y mantenerlo, pero tiene menores consumos de combustible.
Depende del tipo de emisiones que se quiera evaluar. El motor de gasolina genera más contaminación por monóxido de carbono. En cambio el motor diésel produce bajas emisiones en monóxido de carbono pero produce altos índices de material particulado.
Al comparar vehículos con las mismas características, el que tiene caja de cambios automática consumirá un poco más. Esto se debe, por una parte, a que en períodos de detención con el motor encendido y en Directa (semáforos por ejemplo), el motor sigue traccionando levemente, lo cual genera un consumo mayor respecto de si se estuviera en neutro. Además, cada vez que se libera el acelerador en movimiento, el vehículo reduce su velocidad con mayor prontitud, obligando a acelerar nuevamente para mantener la velocidad deseada. Con caja automática siempre se puede “frenar con la caja”, que es una de nuestras recomendaciones. Sin embargo, no se puede “desactivar” este modo cuando en realidad no se requiere reducir la velocidad tan abruptamente.
Si se usa bien, no. El único riesgo con el Control Crucero, es que las aceleraciones pueden ser bruscas si se está lejos de la velocidad deseada. Recomendamos llegar manualmente a la velocidad deseada, y una vez allá, recién activarlo.
Si la diferencia es importante, probablemente se deba a algún problema mayor que no tenga que ver con la conducción del vehículo y en este caso es urgente consultar a un especialista, ya que la seguridad del conductor puede estar en riesgo por un posible mal funcionamiento del vehículo.
En general, los vehículos con más torque tienen más potencia, lo cual se relaciona con un mayor consumo. Es necesario seleccionar el vehículo adecuado para la carga que se va a transportar. Ahora bien, para cualquier vehículo de gran cilindrada, es común que al conducir en torno a las RPM de torque máximo, se tengan mejores rendimientos. Estas revoluciones no son las máximas permitidas en el camión, sino que están en la zona media del rango, comúnmente llamada la Zona Verde. Se recomienda revisar el video Transmisión de nuestra sección Videos para aprender un poco más de este concepto.
La gran diferencia entre dichos estándares son sus emisiones de gases y material particulado proveniente de la combustión.
Efectivamente es una buena medida reducir la cantidad de viajes necesarios llenando los vehículos lo más posible antes de su viaje, por supuesto respetando consideraciones de seguridad y la recomendación del fabricante.
preguntale a un experto

Si aquí no esta tu respuesta, envíanos tu consulta al siguiente formulario

Nombre*

Correo electrónico*

Pregunta*