Neumáticos

Cuando el neumático tiene menos aire que el necesario (menor presión), se genera calor de forma excesiva y aumenta la llamada resistencia al rodamiento. Se estima que una reducción en un 14% del nivel óptimo de aire en los neumáticos puede incrementar el consumo entre un 1 y un 2%.

En el siguiente diagrama se observa lo que ocurre con la forma del neumático según el nivel de la presión de aire. Lo normal es que, tras un par de semanas de haber dejado el aire de las ruedas “en su punto”, la presión empiece a bajar poco a poco. Este es un fenómeno normal, pues las moléculas que componen el aire son muy pequeñas. Podrías sentirte tentado entonces a poner más aire del necesario para “irte a la segura”. Esto implicaría un aumento de presión que generaría efectos negativos en tu vehículo:

1. Se reduce la amortiguación propia del neumático.
2. Se ven sobrecargados los resortes y amortiguadores
3. Se reduce la comodidad y la seguridad en la conducción.
4. Se produce un desgaste acelerado del neumático.


Neumático visto desde atrás en tres niveles diferentes de presión:
1) En el caso de presión muy baja, el peso del vehículo carga el neumático principalmente en las secciones laterales, haciendo que el neumático se gaste más rápidamente en esas secciones.
2) En el caso de presión muy alta, el peso del vehículo se concentra primordialmente en el centro del neumático, haciendo que el desfase se concentre en esa zona y de forma acelerada.
3) Con la presión correcta el neumático se apoya completamente en el suelo, teniendo un desgaste parejo y maximizando su duración.

Neumáticos
Conducción Eficiente

Consejo Eficiente

Revisa la presión de tus neumáticos regularmente. Es recomendable revisar la presión cada dos semanas, o antes de iniciar un viaje largo, como en tus vacaciones u otras salidas fuera de tu ciudad.
Conducción Eficiente

Consejo Eficiente

La presión de aire no se refiere necesariamente a la cantidad de aire que hay en un neumático. Podría haber una misma cantidad de aire en un recipiente, pero al presionarlo o aplicarle calor, esta presión aumenta. ¿Haz tratado de reventar un globo presionándolo con tus manos? En ese caso, ya sabes cómo aumentar la presión sin tener que inyectar más aire.

¿Cuánto se reducirían mis gastos?

25 litros de gasolina

Lo que equivale a:

  • Planchar 2.300 camisas.
  • La bencina gastada para ir a la playa.

Derrochar esta energía es tan absurdo como:

  • Tener 19 estufas eléctricas encendidas en el patio toda la noche.
  • Dejar todas las luces de tu casa encendidas durante 16 días.

33 litros de gasolina

Lo que equivale a:

  • Planchar 3.100 camisas.
  • La bencina gastada para ir a la playa.

Derrochar esta energía es tan absurdo como:

  • Tener 26 estufas eléctricas encendidas en el patio toda la noche.