Consejos al Terminar Tu Viaje

El funcionamiento del vehículo requiere de varios elementos clave que participan directamente en el movimiento de este. Los más importantes son el conductor, el motor, sistema de transmisión y las ruedas.
El Conductor representa un factor clave respecto al funcionamiento del vehículo. Este puede no solo influir en la duración de las piezas, sino también en el consumo de combustible de cada viaje. Las diferencias en rendimiento observadas entre un conductor eficiente y uno agresivo pueden llegar a ser de un 15%.

El motor es el encargado de transformar la energía disponible del combustible en trabajo útil. Para entender qué tan rápido está trabajando el motor, algunos vehículos poseen un indicador llamado tacómetro, que presenta las revoluciones por minuto del motor, llamadas sencillamente RPM (velocidad de giro). Este indicador se encuentra generalmente junto al del indicador de velocidad.

La velocidad de giro del motor (RPM) es controlada por el conductor mediante la presión que ejerce sobre el acelerador, la cual determina el flujo de combustible que alimenta el motor. Aun cuando no se presione el acelerador, existe un valor mínimo de RPM que va entre las 650 y las 900 RPM. A este estado de motor encendido sin presionar el acelerador se le llama ralentí. Debes recordar este nombre pues se usará para varios de los consejos que vienen.

La energía del combustible se utiliza en el motor para generar movimiento. Este movimiento es transferido hacia las ruedas a través del sistema de transmisión. Este sistema conecta el motor con las ruedas a través de un sistema de ejes. En una primera etapa, el movimiento del eje del motor se transmite a la caja de cambios, la cual incrementa la velocidad final de rotación a medida que se pasa a marchas más altas. Desde la caja de cambios, el movimiento es transmitido al diferencial, elemento que finalmente distribuye el movimiento a dos ejes, uno para cada una de las ruedas tractoras.

Consejos al Terminar Tu Trayecto

La forma de conducción tiene gran influencia en el consumo final de combustible.

Conducción Eficiente

Consejo Eficiente

El conductor eficiente puede influir positivamente en estos tres elementos mecánicos: el motor, el sistema de transmisión y las ruedas, de forma de lograr mejores rendimientos en su vehículo.
Conducción Eficiente

Consejo Eficiente

Los verdaderos nombres de los motores de combustión interna de nuestros vehículos se refieren al ciclo termodinámico que siguen y no al combustible. Así, el motor a gasolina y el motor a gas comprimido, se denominan Motores Otto, y el Motor Diesel mantiene su nombre, pues también existe un ciclo Diesel.

Las ruedas son las encargadas de generar la fuerza sobre el suelo que permite mover el vehículo.

En los vehículos de cuatro ruedas, generalmente solo dos de las cuatro ruedas son tractoras, es decir, solo dos ruedas van conectadas al motor y generan el movimiento. Las otras dos solo son arrastradas.

En vehículos de pasajeros (sedán, hatchback), usualmente las ruedas tractoras son las delanteras. En cambio, en vehículos de carga (camionetas, furgones), las ruedas tractoras son las traseras.

Cuando en vehículos todo terreno se activa el “4×4”, las cuatro ruedas pasan a ser tractoras.

motor
Dentro del motor, ocurren un proceso de combustión sumamente rápido.

¿Quiéres saber más?

Dentro del motor ocurre un proceso de combustión sumamente rápido, que en velocidades moderadas podría traducirse en nada menos que ¡16 explosiones por segundo!, llegando a ¡más de 30 en carretera! La cantidad de explosiones es dominada por el conductor a través del acelerador.

Existen dos tipos de motores: los motores a gasolina y los motores a diesel. La principal diferencia es que los motores a gasolina requieren de una bujía para generar la chispa que inicia cada combustión. En cambio, en los motores diesel las altas presiones dentro de la cámara hacen que la combustión se realice espontáneamente.

El motor Diesel trabaja a mayores presiones y temperaturas dentro de la cámara de combustión. solo este hecho lo hace un motor más eficiente, por lo que el rendimiento energético de los motores Diesel, en términos de km/lt, suele ser superior al de los motores a gasolina.

Se debe apuntar que la desventaja de los motores Diesel es que tienen una respuesta un tanto más lenta que los motores a gasolina, por ser más pesados en cuanto a su estructura. Por esta razón, los vehículos de la Fórmula 1 funcionan con gasolina, mientras que los furgones y camiones de carga son fabricados, en general, para funcionar con diesel.

El sistema de transmisión está compuesto por una serie de engranajes y ejes que transmiten movimiento. El conductor solo puede intervenir en este sistema a través de la caja de cambios, la cual por lo general consta de 5 “marchas” o posiciones, más una de reversa.

Conducción Eficiente

Consejo Eficiente

Los verdaderos nombres de los motores de combustión interna de nuestros vehículos se refieren al ciclo termodinámico que siguen y no al combustible. Así, el motor a gasolina y el motor a gas comprimido, se denominan Motores Otto, y el Motor Diesel mantiene su nombre, pues también existe un ciclo Diesel.
Conducción Eficiente

Consejo Eficiente

La “marcha atrás” de las cajas de cambios utiliza engranajes con dientes de tipo recto, a diferencia de las marchas hacia adelante que tienen dientes curvos, que permite una transmisión de potencia más suave. Esto explica que al ir en reversa aparezca un ruido que no se escucha en otras condiciones y que sea más probable que el cambio “no entre” si no se pisa bien a fondo el embrague.
El funcionamiento del sistema se describe en la siguiente infografía:

1) La energía del combustible se utiliza para generar movimiento en el motor, el cual es transferido por un eje hasta la caja de cambios.

2) La caja de cambios incrementa la velocidad final de rotación a medida que se pasa a marchas más altas.

3) Si la tracción de tu vehículo es trasera, el movimiento se transmite a través del cardán, que va por debajo del vehículo y se conecta al eje de las ruedas traseras. Si la tracción es delantera, el movimiento se transfiere directamente al diferencial.

4) Luego, el diferencial distribuye el movimiento a dos ejes, uno para cada una de las ruedas tractoras.

Esquema de la transmisión de un vehículo
Esquema de la transmisión de un vehículo
El elemento clave de las ruedas son los neumáticos, pues son los más susceptibles a cambios debido a disminución de la presión de aire y de la profundidad de dibujo de la banda de rodadura. La banda de rodadura se refiere a la cara externa del neumático, que es la que tiene contacto con el suelo. Esta tiene una serie de “dibujos” que logran que el neumático tenga un mejor “agarre”.
A medida que el neumático se usa, estos dibujos se van adelgazando, lo cual reduce la capacidad de frenado y también el rendimiento de combustible. Por ello es necesario que el conductor esté muy atento al estado de los neumáticos, y cuidar, además, de realizar las labores rutinarias de balanceo y la alineación.
Balanceo: El balanceo exige que la rueda equilibrada en su peso a lo largo de todo su círculo. Para entenderlo fácilmente, podríamos decir que una rueda perfectamente balanceada se mantendrá equilibrada si se apoya de forma horizontal sobre una barra.
Aunque los desbalanceos pueden ser mínimos en una rueda, al girar a altas velocidades esto puede generar “saltos” indeseables que, además de ser peligrosos durante la conducción, reducen el rendimiento de combustible. La rueda se puede balancear agregando pequeños “pesos” en el borde de la llanta.
Alineación: La alineación se refiere a la dirección que tiene cada par de ruedas, las de adelante y las de atrás. En la figura siguiente se muestra el par de ruedas delanteras desalineadas.
Es normal que las ruedas tengan una leve desalineación, debido a la gran cantidad de piezas móviles que la sostienen y los desgastes propios del uso. Sin embargo, si la desalineación es mucha, se producen esfuerzos laterales y arrastre de los neumáticos, lo cual generará un incremento en el consumo de combustible, reduciendo el rendimiento.

El motor Diesel trabaja a mayores presiones y temperaturas dentro de la cámara de combustión. solo este hecho lo hace un motor más eficiente, por lo que el rendimiento energético de los motores Diesel, en términos de km/lt, suele ser superior al de los motores a gasolina.

Se debe apuntar que la desventaja de los motores Diesel es que tienen una respuesta un tanto más lenta que los motores a gasolina, por ser más pesados en cuanto a su estructura. Por esta razón, los vehículos de la Fórmula 1 funcionan con gasolina, mientras que los furgones y camiones de carga son fabricados, en general, para funcionar con diesel.

El sistema de transmisión está compuesto por una serie de engranajes y ejes que transmiten movimiento. El conductor solo puede intervenir en este sistema a través de la caja de cambios, la cual por lo general consta de 5 “marchas” o posiciones, más una de reversa.

engranaje
Figura izquierda: engranaje recto, figura derecha: engranaje helicoidal
El neumático tiene un dibujo característico, que corresponde a la figura trazada sobre la cara que está en contacto con el suelo al girar.
El neumático tiene un dibujo característico, que corresponde a la figura trazada sobre la cara que está en contacto con el suelo al girar.
balanceo
Imagen izquierda: rueda correctamente balanceada.  Imagen derecha: rueda no balanceada.
desalineacion
Desalineación en el eje delantero.